miércoles, 22 de abril de 2015

ENVIDIA

Un nombre en la punta de la boca
los labios
la oquedad
el silencio
que precede al sonido
de cada una de las sílabas
que la nombrará.

Las letras solo se desharán en su lengua,
como una golosina caprichosa,
y la cuerda invisible se extenderá
hasta envolverla por la cintura
y traértela.


Ayer vi una pareja con el mismo problema.
Casi me muero
De

No hay comentarios:

Publicar un comentario