lunes, 19 de febrero de 2018

EL PRÍNCIPE

Un coche
ranchera
en invierno
en un parking exterior
de un centro comercial.
Llueve
y la lluvia ya no es triste,
llueve
y la lluvia hace que sus palabras reboten
transformando las gotas en cuevas
llenas de eco.

Llegar aquí
-dice-
qué importan los infiernos que haya tenido que atravesar.

Luego se abre en canal
para que ella se quede a vivir
dentro.

jueves, 15 de febrero de 2018

SUBLIMACIÓN

A veces el amor es líquido
te envuelve como el agua de dentro del vientre de donde viniste.

Otras es duro, imparable, erecto
algo por lo que te abres el pecho
como el amante
abre su cuerpo
penentrando
sexo
estómago
garganta
mente.

Mutándote
en otro estado
de la materia
desde dentro.

CRISÁLIDA

A veces el amor muta
como un insecto microscópico

Adquiere diferentes formas
sus anillos se retuercen
al prenderse
e incendian
su propio cuerpo,
hasta sus ojos
que solo lloran lágrimas
secas.

Entonces el insecto deja su apariencia tierna y desvalida
y se convierte en un devorador
necesario  para tejer la pupa
que dará lugar
a otro ser

Ahora, convéncete de que todo eso es bueno.



lunes, 12 de febrero de 2018

ALWAYS LOOK ON THE BRIGHT SIDE OF LIFE

Cuando quieres reír y lloras,
cuando quieres llorar y ríes,
cuando te abrazas por la mañana,
cuando no te entienden
ni saben
porque solo ven
la punta
del monte de venus
que les trajo al mundo,
no el volcán
que fue acumulando lava.

Dejar que pase
el momento
que resbale como una gota de jabón
sobre el hombro
rozando el resto de tu piel.

Ver cómo desaparece por el desagüe
ese jabón
ese agua,
ese cuerpo,
ese día de mierda.

lunes, 5 de febrero de 2018

THE PRETENDER

Le pides que te mienta
para perdonarle
lo que no se debe,
ni puede,
ni es.

Y después de varias volteretas
laterales
hace una sobre la cama,
como si fuera una niña,
y el impulso la lanza al suelo.

Vuelve a caer de pie.

Como un gato de tres colores.

jueves, 1 de febrero de 2018

EL HOMBRE QUE ATASCÓ LAS TUBERÍAS CON ORO

La maldición cayó sobre el Rey Midas.

El tiempo, dices, dirá

mientras viertes por el lavabo

lo único

que te podría salvar.

MISTRESS

Ningún látigo
podrá lacerar
mi alma

Y ahora
lo escribiré
diez mil veces

hasta que el dolor de los dedos
me saque del cuerpo